Primero documentar, luego programar

Desde que pasas por las clases de ingeniería del software no hacen más que repetirte que primero hay que definir requisitos, realizar una cantidad ingente de diagramas UML, seguir una metodología, plantearte el ciclo de vida que vas a seguir,etc. Se supone que cuando realizas el proyecto de fin de carrera tienes que aplicar todo eso, primero dedicas tiempo a lo que se denomina planificar y documentar y luego pasas al desarrollo en estado puro, siempre dependiendo del tipo de metodología utilizada.

Dejando un poco de lado la teoría, y llevándolo a la práctica, opino que realizar una correcta planificación de tareas así como definir los requisitos es fundamental en cualquier desarrollo. Es cierto que resulta una tarea pesada, que estas deseando ponerte a cacharrear, ver los frutos de tu trabajo, pero después de dos PFC puedo decir que es lo mejor que he podido hacer. Es tan simple como plantearte qué quieres hacer y en qué orden lo vas a hacer, y si realizas algún diagrama en UML ya tienes claro cómo lo vas a hacer. Luego, cuando toca programar, a  muchos de los problemas ya les tienes una solución. También se evita que tu programa empiece a crecer con mejoras y más mejoras, es decir, como previamente te has planteado lo que quieres hacer, ya tienes unos límites de hasta donde debes llegar para adaptarte a los tiempos de desarrollo establecidos.

En definitiva, aunque me quejara de estar documentando cuando empecé el proyecto, me alegro de haberlo hecho así. Y no quiero ni imaginar como hubiera sido tener que terminar de programar y ponerme a realizar toda la documentación, ingeniería inversa se llama. Ahora en vez de dedicarme a poner todo bonito en un documento de Word, hubiera tenido que hacer toda esa pesada tarea para que no me sirviera de nada, trabajo y tiempo perdido.

Agorá

Hace mucho que no narro mis aventuras y desventuras con el proyecto pero, como todo últimamente, la escusa es la falta de tiempo. El propósito de entregar en septiembre se desvaneció a principios de mes pero aún así he seguido trabajando día y noche y ya se van viendo los resultados.

Tal vez este blog, o el propio gestor que lo contiene, parezca que no ha cambiado nada desde que lo lleno con aburridos posts pero desde hace unas semanas mis horas de trabajo han estado invertidas en él y al utilizarlo se pueden apreciar las mejoras realizadas. Versión imprimible, mejoras en el tema de WordPress, soporte para menús, incremento de la funcionalidad proporcionada a los usuarios, traducciones al español y desarrollo de plugins, son algunas de las tareas que he llevado a cabo.

Desarrollar plugins para WordPress y ver como la gente los va descargando es, sin duda alguna, la tarea más gratificante que he realizado para Agorá. Lo que me llevó a realizar estos desarrollos fue la inexistencia de plugins que cubrieran mis necesidades. Remarco este hecho porque me parece una pérdido de tiempo reimplementar algo que ya existe, aunque, como en todo, habrá excepciones.

Cuando monté Diarium, por aquel entonces sobre WPMU, los pocos plugins que existían de búsqueda a través de todos los blogs no funcionaban así que desarrollé el mío propio, WPMU Global Search. Ese desarrollo lo he seguido manteniendo y funciona con la última versión de WPMU existente. Luego tomé la decisión de que Agorá iría sobre WordPress Multisite así que me basé en mi viejo plugin para crear Multisite Global Search.

El otro plugin surgió de la necesidad de un widget que contuviera las etiquetas más usadas en todos los blogs y el único que había no me gustaba como funcionaba así que me puse manos a la obra y el resultado ha sido BuddyPress Activity Tags, un plugin que recoge las etiquetas más utilizadas en los posts que aparecen en la actividad reciente de BuddyPress.

Podría extenderme y explicar cómo funcionan porque son de esa manera y no de otra pero, si os interesa, lo mejor es que los probéis vosotros mismos.

¿Grial 2.0?

Hace ya unos cuantos meses que dentro del grupo de investigación tenemos como objetivo mantener un portal que abarque todas las necesidades de gestión de proyectos, realización de cursos, etc. que surgen en Grial. Es de esa idea de donde surgió mi proyecto de fin de carrera que da nombre a este blog: Grial 2.0.

Parece que en los últimos años poner “2.0” al final de una  frase la hace innovadora, actual, acorde a las nuevas tecnologías. No voy a negarlo, el nombre de mi PFC no sería tan [ironía]cool[/ironía] si lo hubieramos titulado “Portal para el grupo de investigación Grial”. Es cierto que, en esencia, el resultado final va a ser el mismo tenga un título u otro pero la sensación que transmiten es distinta, independientemente de que conozcamos o no el significado de ese 2.0.