Reflexión final sobre la Unidad Didáctica 5

Al igual que la semana pasada, el trabajo de estos últimos días ha quedado plasmado en la wiki. Esta vez no han existido grandes dificultades en el uso de esta herramienta puesto que nos resultaba más “familiar”, aunque mis compañeros de grupo trabajaron mucho para darle la forma más adecuada a la plantilla de evaluación que  los componentes del grupo tuvimos que crear.
Trabajar en equipo ha sido, como en los días anteriores, clave fundamental para el cumplimiento de la tarea asignada, así como la figura de un tutor en prácticas para coordinar el trabajo del grupo e infundir el espíritu colaborativo que no debe faltar nunca en este tipo de actividad.
         

La protagonista principal de esta semana ha sido la evaluación. Se nos pidió crear una plantilla basándonos en la Unidad Didáctica diseñada por este grupo y tomando como modelo la plantilla entregada en el material de la Unidad 5. Tampoco ha sido fácil ya que nuestra evaluación iba dirigida a alumnos ficticios y no reales. Personalmente, me ha resultado muy interesante profundizar en temas relativos a la evaluación porque, si bien en mi trabajo como profesora es un aspecto que requiere siempre toda la atención, nunca hasta ahora había leído ni investigado con tanto detalle en conceptos referentes tanto a los indicadores  de evaluación como a las competencias y destrezas, a alcanzar por alumnos.  Estoy convencida, como dije también en mi última publicación, que podré poner en práctica en  mi trabajo cotidiano muchísimas de las cosas que he aprendido esta semana, por lo que todo esto no “caerá en saco roto” .                                                              
No cabe duda de que es primordial, como docente, tener bien claro a qué indicadores vamos a dar más importancia para después, tomándolos como referencia, observar los resultados de nuestros estudiantes, ya que ellos nos permiten saber si vamos por buen camino en la persecución de unos objetivos. Podemos decir que los indicadores facilitan la medición de los resultados o de lo que se espera alcanzar en la puesta en práctica de unos contenidos.
Como he apuntado anteriormente, generar unos indicadores adecuados es siempre una tarea muy compleja porque se requiere imaginación y rigurosidad. Como apunta Xinia Picado en la Revista de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica, en su trabajo titulado “Criterios para realizar evaluaciones de calidad”, éstos son dos de  los requisitos que debe tener un indicador:
         Ser confiable “en la medida en la que aplicado en las mismas condiciones produzca los mismos resultados”
         Ser válido siempre que “refleje en forma adecuada el significado real de lo que se busca medir.
Añadir también que los indicadores deben ser razonables, objetivamente verificables y contener metas.        
                                                                              
En conjunto, ha sido una semana muy productiva, como todas las demás. “Aprender haciendo” fue el título que le di a este blog. Y así ha sido, gracias a las enseñanzas de un cuadro de magníficos tutores, enamorados de su profesión, a los que agradezco la oportunidad de haberme hecho vivir esta apasionante experiencia. Mi más profundo agradecimiento a todos los tutores y compañeros que habéis hecho junto a mí, camino al andar.
¡Hasta siempre!

Reflexión final sobre la Unidad Didáctica 4

Mi reflexión final en esta entrada tiene como principal protagonista a la Wiki. Trabajar con esta herramienta  ha sido conocer un mundo nuevo lleno de posibilidades. Ante todo, tuvimos que conocer a fondo su funcionamiento  y, tras muchas horas de pruebas, y momentos casi “angustiosos” por el paso del tiempo, con la sensación de no avanzar,  una vez aprendido su manejo, opino que  le hemos sacado mucho partido a los diferentes usos y ventajas que tiene.
Los contenidos de la Unidad 4 han sido especialmente relevantes, sobre todo porque su puesta en práctica ha supuesto que el trabajo colaborativo haya sido, desde el primer momento, el fundamento de la unidad.  Desde mi punto de vista, era vital crear una conciencia de grupo, y trabajar como tal. Ha sido importante hacer un reparto de tareas y llegar a un acuerdo entre los integrantes que formábamos parte de dicho grupo, que, aunque muy reducido, ha sabido trabajar como tal. Creo que también es recomendable asignar a uno de los integrantes el rol de “líder” para, así, coordinar y establecer dinámicas de trabajo cooperativo ya que todos deben estar de acuerdo para ir volcando en la Wiki sus entradas.
Dicha herramienta nos ha permitido también, a través de mensajería interna, la resolución de dudas y dificultades y el planteamiento de sugerencias y reflexiones que iban surgiendo por el camino y que colaboraron por otra parte, y  progresivamente, a la mejora de las publicaciones.
Hemos visto que una  de las ventajas de la Wiki es la sencillez en la edición ya que no es necesario saber ningún lenguaje web para su edición y su publicación. Ha habido, también, una inmediatez en la edición-publicación y la clasificación de los contenidos introducidos, a diferencia del blog,  que es atemporal.
Trabajar en una Wiki nos ha ofrecido la posibilidad de editar, añadiendo y modificando contenidos lo que otro componente del grupo había creado, jugando de este modo el trabajo en equipo un papel protagonista. Se trataba de ir restaurando progresivamente hasta llegar a un objetivo final. Todo ello, claro está,  teniendo por objetivo ofrecer un material de calidad, dentro de nuestras posibilidades.
Ya que el contenido está en permanente construcción, se debe tener una mentalidad de grupo (lo que a veces resultaba difícil por la naturaleza asincrónica de la Wiki)  y  no de un  “único yo” creando contenidos, dando paso a un continuo flujo de ideas y conceptos que fueron configurando un resultado final.

La Wiki nos ha permitido también enlazar páginas exteriores e insertar audios, vídeos, y, aunque no es el caso, podríamos haber añadido cualquier tipo de documentos, tipo pdf. etc.

Hemos sido capaces de diseñar una Unidad didáctica y una Guía del Alumno, pero todo ha sido posible por la interacción del grupo y el trabajo cooperativo, nombrado anteriormente.

Añadir a esta reflexión que, en  términos educativos, la Wiki es una herramienta web de colaboración, fácil de usar y muy efectiva. Es sencilla y proporciona a los alumnos un acceso inmediato a los contenidos, característica esencial para poder editar en grupo o comenzar cualquier tipo de proyecto.
 En mi caso particular, confío en que me será útil en un futuro no muy lejano en  mi trabajo como profesora de inglés, ya que le veo una gran utilidad aunque es indiscutible que el primer paso es tener a disposición un Wiki que ofrezca un buen funcionamiento.
Algunos de los posibles usos de la Wiki con una finalidad educativa y que podría aplicar en  mi profesión concretamente  son:
–  Resúmenes / Esquemas de lo aprendido
–  Introducción de conceptos
–  Desarrollo de proyectos
–  Compartir lo aprendido
–  Evaluación individual
Y, por citar unos cuantos usos más de tipo pedagógico, decir que:
.- La Wiki permite elaborar o desarrollar temas o materias por parte del alumnado o entre profesores.
.- Actúa también como repositorio de recursos
.- Es, también, un instrumento para la organización de cursos y soporte de materiales y recursos.
.- Puede ser, además, un medio para divulgar opiniones y un soporte par ala página web de un centro.
Ciñéndonos al perfil del tutor, corroboro lo que he leído en  el apartado llamado “Conclusión” del material titulado “UNIDAD 4 Diseño y gestión de actividades“: “Aunque en la mayor parte de las organizaciones el tutor no interviene en el proceso de planificación de las iniciativas formativas, desarrollo de unidades didácticas y guías del alumno, es fundamental que sea capaz de generar este tipo de documentación.
Sólo así es capaz de adquirir una comprensión total del proceso formativo, desde su gestación misma, hasta la dinamización y la incorporación de medidas oportunas para la mejora de los procesos.

Herramientas web 2.0

La web 2.0 describe una serie de tecnologías que se están volviendo cada día más dinámicas. Utiliza nuevas interfaces de usuario con la intención de que cada vez sea más sencillo el hecho de producir contenido al tiempo que se consume el de otros usuarios, logrando así un sentido de comunidad, basado en la colaboración, más amplio.

Se pueden clasificar en:

Publicidad, Blogs, Catálogos, Chat, Comunidades colaborativas, Educativas, Correo, Eventos, News feeds, Búsqueda, Compras, Etiquetamiento, Vídeo, Widges, Wiki.
Estas herramientas proveen más participación, colaboración e interacción en línea a los usuarios. Éstos últimos desarrollan dentro de sus comunidades una reputación en base a la cantidad y calidad de sus contribuciones. Es lo que hoy se viene a llamar la “arquitectura de la participación”.

Se comparten documentos en los que pueden trabajar varias personas al mismo tiempo, desarrollando a la vez nuevas aplicaciones y participando en el etiquetamiento, la clasificación y la toma de decisiones en aras a mejorar la calidad de los contenidos.
Las herramientas web 2.0 tienen un potencial educativo muy grande y eso es algo que los docentes debemos aprovechar, teniendo en cuenta, sobre todo, la atracción que la interacción ejerce hoy en día sobre usuarios de edades y tipos diferentes. Basándonos en el aspecto pedagógico, nos centraremos, más en particular, en los blogs como una de las herramientas o aplicaciones más útiles con fines educativos.

BLOGS

edublogs

Son aquellos blogs cuyo objetivo principal es apoyar el proceso enseñanza/aprendizaje en un contexto educativo.

En cuanto a sus ventajas, se pueden citar:
– La flexibilidad de plazos y estilos

– Una actualización y revisión constantes.

– Un pacto de lectura que acepta la rectificación.

– La construcción de conocimiento en red de forma colaborativa.

Hay múltiples y muy variadas opiniones al respecto, unas positivas y, otras, que no lo son tanto. Por ejemplo, Juan José de Haro (educativa) afirma:

“Personalmente pienso que el blog sólo puede ser un elemento accesorio en la tarea docente entre alumnos y profesores. Hay medios mucho más eficientes como las wikis que permiten hacer lo mismo que el blog pero con un control total sobre la publicación de contenidos, sin necesidad de utilizar trucos o estrictas normas de uso para que el trabajo sea productivo”…
“Los edublogs son necesarios para aportar conocimientos educativos en la red por parte de los profesores. Igualmente pueden ser interesantes como lugar público para la reflexión de los alumnos. Sin embargo, para el desarrollo de la clase, el edublog se caracteriza por su flagrante falta de eficiencia“

Coloca material y recursos educativos: La Web es una fantástica herramienta cuando se quiere distribuir recursos o material educativo. Todo lo que tienes que hacer es subir o copiar y pegar el material e instantáneamente estará accesible a tus alumnos tanto en la Universidad como en su casa. Puedes insertar todo tipo de multimedia: videos, presentaciones, album de fotos, textos a los que tus alumnos podrán acceder en cualquier momento y en cualquier lugar.
Crea una publicación periódica de tu clase: Con esta herramienta los estudiantes pueden ser colaboradores, autores, coautores y editores de una publicación de tu clase tipo informativo, semanaria o diario. Muy útil e la facultad de Ciencias de la Comunicación.
Reemplaza tu periódico mural: Eres de las personas que le gustaba fotocopiar y recortar noticias de los periódicos y pegarlas en tu periódico mural, pues ahora puedes hacer lo mismo con un edublog del salón. Coloca noticias, eventos, programas y fotos de los integrantes de tu salón.
Motiva la opinión de tus estudiantes. Motiva a que tus estudiantes dejen sus comentarios en los post (anotaciones) que tu publicas. Así se crearán foros de discusión de los cuales tú eres el moderador.
Haz que tus alumnos “blogueen”: Estimula a tus alumnos a que tengan su propio blog en el que puedan expresar sus ideas, a que se visiten entre ellos para opinar sobre sus post. Pero tú también debes crear uno que sirva como aglutinante del resto y se sientan unidos a través de tu blog.
Comparte tus planes de estudios: La planificación y administración de tus clases puede ser una experiencia muy productiva si la compartes con otros profesores. Los blogs te permiten que tus ideas, tus reflexiones y tus medios los puedan compartir con gente de mayor experiencia alrededor del mundo.

Son unos de los mejores ejemplos de lo que está suponiendo la web 2.0 en el mundo de Internet. Pueden tener un gran valor pedagógico si la calidad de los contenidos es buena. Los blogs con contenidos educativos se llaman edublogs.

Herramientas de creación de contenidos

Cuando comenzamos a utilizar las TIC en clase necesitamos materiales que se adapten a las nuevas formas de presentar contenidos y trabajar con ellos. Creo que todos hemos pasado mucho tiempo en internet buscando recursos didácticos relacionados con nuestra materia: presentaciones, juegos, vídeos, mapas conceptuales, actividades, etc. con las que motivar a los alumnos y sacar partido a las posibilidades de las nuevas tecnologías. En internet podemos encontrar actividades educativas interesantes y de gran calidad pero muchas veces no se adaptan a nuestros objetivos concretos o nuestra forma de plantear las actividades.
Una de las más popularizadas herramietas de contenidos actualmente de las de código abierto es:
eXeLearning es una aplicación que ayuda a profesores y autores de cursos, a publicar contenido web sin necesidad de dominar lenguaje HTML o XML. El gran beneficio de este programa es que los recursos creados con eXe pueden ser exportados como paquetes IMS, SCORM 1.2, cartuchos comunes IMS o incluso como una página web perfectamente jerarquizada.

Con eXe podemos crear recursos multimedia que se presentarán en una estructura de unidades y se navegará como si fuera un “libro”. También tendremos la opción de visualizar el índice de contenidos a la izquierda de la pantalla central, y habilitar o no una navegación salteada de los temas y actividades.

La importancia de la comunicación para desarrollar las tareas de un TOL

Imaginemos por un momento un mundo en donde únicamente existiera la comunicación escrita para no sentirnos solos y estar en contacto con otros seres humanos. Muchos no podrían sobrevivir.

Pero volvamos al mundo real. Se nos exige comunicarnos cada día en el colegio desde  nuestra más tierna infancia, en el trabajo con nuestros compañeros… y en muchos y variados sitios,  porque la comunicación es imprescindible. Todos sabemos que el hombre es un ser sociable por naturaleza. Aislarse de todos y de todo carece de sentido.
Centrémonos ahora en la comunicación escrita. Muchas personas tienen estudios, títulos universitarios etc. y, a pesar de eso, lamentablemente, no tienen facilidad para comunicarse con los demás. Una comunicación por escrito no tiene ninguno de los elementos verbales que acompañan al mensaje oral tales como gestos, silencios , etc. y está basada únicamente en el significado formal de las palabras.
Un TOL que se precie debe tener la destreza y la habilidad de transmitir, a través de la palabra, lo que quiere enseñar, lo que opina, lo que siente. Su única herramienta es el lenguaje, no puede echar mano de los sentidos ; su arma más potente es ahora la claridad en la exposición. Ésta ha de ser limpia, correcta, sin dejar lugar a dudas de lo que transmite porque, si no,  se corre el riesgo de morir en el intento, de que se rompa ese hilo que une al TOL con su alumno, al profesor con el estudiante, a una persona con otra; no se ven, no se escuchan, no se tocan. Se leen.
El lenguaje de un TOL debe ser también  determinante, de una exactitud rigurosa, conciso. Sus palabras tienen que ser precisas y bien estructuradas para expresar sus ideas. Este uso del lenguaje escrito requerirá siempre una utilización correcta de los signos gráficos, como los signos de puntuación y la ortografía. El tutor tiene que reflexionar, pensar y definir bien lo que quiere expresar antes de escribirlo definitivamente. Corre el riesgo de una mala interpretación de su mensaje por parte del alumno, otra razón de peso para cuidar su lenguaje escrito al detalle.
El tutor no debería nunca olvidar que al otro lado de la pantalla hay personas y no máquinas y, como tales, merecen un respeto y un trato humano. Si no es así, corre el riesgo de ser “abandonado” por el alumno que ha desistido de continuar por falta de motivación. Crear un buen clima de trabajo, saber motivar, guiar, orientar, reconducir, cuando sea necesario, al estudiante es requisito sine qua non para la lograr una buena comunicación.
Para concluir, decir que si un TOL  sabe comunicar y, por ende, el alumno aprende haciendo, la conexión entre ambos será total y perfecta.