ENTORNOS PERSONALES DE APRENDIZAJE.

ENTORNOS PERSONALES DE APRENDIZAJE (PLE).

 La curiosidad de los seres humanos por aprender se remonta al inicio de los tiempos, siempre ha habido una persona o grupo de personas, que en su afán por aprender más han abierto camino, de una manera autodidacta, permitiendo a la sociedad beneficiarse de estos avances y transmitirlos de forma tradicional en las aulas.

El desarrollo de las nuevas tecnologías, el acceso casi universal a internet, el desarrollo de la web 2.0 y el uso masivo de los dispositivos móviles han permitido a los usuarios acceder a una cantidad ingente de información en todas las áreas del conocimiento.  Nos encontramos ante lo que Weller (2011) denominó “era educativa de la abundancia”. En el libro “Entornos Personales de Aprendizaje: Claves para el sistema educativo”, Linda Castañeda y Jordi Adell, se dice que “la idea de PLEs se remonta al año 2001 cuando, se empieza a desarrollar la idea de un entorno de aprendizaje centrado en el alumno como evolución de los ya por entonces populares entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje, centrados en la institución.”
Imagen obtenida de web de la Consejeria de Eduación,
Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias
Podemos decir que un “Entorno Personal de Aprendizaje (PLE)” es aquel en el que el estudiante gestiona y estructura su propio aprendizaje apoyándose en la web 2.0 y en las distintas herramientas que se pueden encontrar en la red.
Aunque el PLE puede abarcar a todos los sectores de la sociedad, algunos autores hacen referencia a que estos entornos lo conforman personas que necesitan estar permanentemente actualizadas en sus conocimientos.
¿Estamos, por tanto, todos preparados para conformar nuestro propio PLE?
Es una tarea ardua poner en marcha un verdadero PLE debemos contar por lo menos con los siguientes elementos:
  • ·         Herramientas o aplicaciones que nos permitan o faciliten gestionar la información y el conocimiento que adquiramos con dicha información.
  • ·         Fuentes de Información fiables que nos permitan contar con información como fuente de ese conocimiento que queremos adquirir. Dependiendo de lo buscado, estas podrán abarcar desde fuentes generalistas hasta fuentes muy específicas.
  • ·         Entorno de personas, conectadas a través de herramientas de comunicación, en las que nos apoyamos para dar a conocer nuestros avances o de la que recibimos consejo y apoyo para seguir progresando en nuestra búsqueda del conocimiento.


De igual modo que en los SGA se busca también el trabajo colaborativo como mecanismo para que el alumno progrese en su aprendizaje, en el PLE se deben contar con herramientas que permitan  con otras personas como forma de avanzar en el conocimiento.

“El PLE de las personas se configura por los procesos, experiencias y estrategias que el aprendiz puede –y debe– poner en marcha para aprender y, en las actuales condiciones sociales y culturales, está determinado por las posibilidades que las tecnologías abren y potencian” (Linda Castañeda y Jordi Adell).