REFLEXIONES SOBRE EL TRABAJO UD5 "LA EVALUACIÓN"

Partiendo de la base de que cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje, necesita de alguna herramienta para saber si se ha cumplimentado los objetivos para los cuales se creó (curso, módulo, U.didáctica). Ni que decir tiene que a lo largo de todos estos años ha habido múltiples teorías y estudios al respecto. Pero  claro, casi todas se trataban de la enseñanza presencial. 

La enseñanza on-line también requiere de esas herramientas, que no son otras que “la evaluación y control de calidad”, éstas aplicadas al e-learning, sí que son de estudio más reciente, pero no difieren mucho de la objetividad que se va buscando. Habrá otros puntos que antes no se trataban, como la participación asíncrona en  foros o discusiones sobre contenidos del temario, y otras tantas. Pero es indudable que existen unos criterios e indicadores que son válidos para cualquier proceso formativo y que siempre habrá que tener en cuenta y, sobretodo, para los que nos dedicamos a la docencia en las FAS. 

En esta semana, en la que hemos trabajado sobre la creación de una “plantilla de evaluación”, de una Unidad didáctica (Cocina española), que habíamos trabajado la semana anterior, nos vimos al principio un poco perdidos porque no sabíamos si nos pedían una plantilla para evaluar el proceso formativo , o evaluar al alumno en sí. Después de esta aclaración por parte del profesorado, el primer problema vino sobre qué objetivos queríamos evaluar, para esto debíamos saber qué criterios e indicadores íbamos a utilizar. El 2º problema se nos dio con la repartición de tareas a distancia, que nunca será lo mismo que si lo haces con la gente presente. Pero ni que decir tiene, que para esto estamos aquí, para aprender de este trabajo en equipo, colaborativo y a distancia, donde la figura del líder cobra vital importancia. Con este tipo de prácticas donde te enfrentas a casos semejantes a un futuro no muy lejano, el fin era lograr una plantilla con una serie de conceptos evaluadores, cosa que se consiguió a pesar que como ya dije en mi anterior blog, la wiki no nos dejara adornar en cierta medida la plantilla base.

Concluyendo, tengo que decir que cuando eres alumno nunca te gusta la palabra evaluación equivalente a notas, a un sentir de obligación. Pero ni que decir tiene, que son imprescindibles para que el proceso completo de la enseñanza siga adelante, hay que tratar de que el alumno no solo vea esa obligación, sino una orientación, una eficacia, una pertinencia y sobre todo una aplicabilidad a su realidad social, profesional etc.

Talarn  11 de mayo de 2012

Juan Carlos