DISEÑO Y GESTIÓN DE ACTIVIDADES FORMATIVAS

En esta Unidad Didáctica hemos visto el diseño y gestión de actividades formativas desde el punto de vista de un tutor online. Si bien es cierto que pude ser habitual que un tutor online no intervenga en el diseño de una acción formativa, sino que ese diseño se haya realizado previamente, conviene que esté familiarizado con el mismo y con los documentos en que tanto el diseño como el tipo de gestión a realizar quedan plasmados.
Diseño de una acción formativa:
Entendemos por diseño de una acción formativa la tarea previa de análisis de la acción formativa a desarrollar. En este análisis previo se estudiarán lo más detalladamente posible todos los factores que van a intervenir en la acción formativa: marco de la acción (aislada, parte de otra más amplia, etc…), alumnos, tiempo y recursos humanos y materiales disponibles, modelo de interacción con los alumnos, etc….
En nuestro ámbito de trabajo, gran parte de estos factores vendrán “estudiados” de antemano y serán sobradamente conocidos, pero siempre podrá el tutor online realizar una importante aportación al diseño de la actividad formativa.
Los elementos de este diseño previo pueden plasmarse en una variedad de documentos, de entre los que en la Unidad didáctica hemos destacado dos: el plan o proyecto formativo y la unidad didáctica.
·         El proyecto formativo, en nuestro caso, vendrá determinado por un marco de referencia rígido: un Plan de Estudios o una convocatoria. Nuestra tarea a este nivel consiste en la elaboración de la “Introducción al curso”, tal y como vimos al estudiar el diseño instructivo.
·         La Unidad Didáctica: en nuestro caso, y de acuerdo con el ya mencionado Diseño Instructivo, este estudio se realiza a nivel módulo y se concreta en la elaboración de la Guía Didáctica del mismo. Todos los aspectos que hemos desarrollado al realizar la actividad en grupo se ven reflejados en ese documento.
Gestión de una acción formativa:
Entendemos por gestión de la acción formativa la definición de los parámetros por los que se va a regir el desarrollo de la acción formativa (dinámica de actividades, evaluaciones, etc…). De nuevo, en nuestro caso, los aspectos generales vienen definidos por la Institución, pero una vez más hay “margen de maniobra” para el tutor.
De entre los documentos en que suelen plasmarse los elementos de esta gestión hemos destacado dos: la guía del estudiante y el libro de estilo del tutor.
En el segundo caso, el libro de estilo, nuestro campus corporativo tiene elaborado un completo libro de estilo, pero la labor del tutor es fundamental a la hora de elaborar una completa guía del estudiante, tal y como hemos visto en la actividad en grupo.
Finalmente, la “excusa” de elaborar en equipo sendos documentos, nos ha permitido conocer las posibilidades de una herramienta de trabajo: la “wiki”, que, si bien de momento no tiene posibilidad técnica de aplicación en nuestro entorno, resulta de gran utilidad a la hora de poder realizar actividades en grupo en entornos virtuales de aprendizaje.