Reflexión sobre la Unidad Didáctica "Diseño y gestión de actividades"

En la UD_1 de este curso, se define al tutor online como “la figura docente y profesional que acompaña a un grupo de alumnos en una parte de su itinerario formativo, garantizando la eficacia del proceso de enseñanza-aprendizaje en todas sus facetas, fomentando la consecución de los objetivos, adquisición de contenidos, competencias y destrezas previstas para la intervención formativa de la que es responsable, en un contexto de aprendizaje colaborativo y activo, y evaluando el grado de cumplimiento de estos objetivos tanto por parte de los alumnos como de la propia iniciativa formativa”. A partir de aquí, establece tres modalidades de intervención tutorial: tutoría académica, donde el tutor debe tener un perfil similar al del profesor por ser responsable de que los alumnos alcancen los objetivos establecidos para la unidad formativa e incluso se encargue de la evaluación, pero sin que sea necesariamente autor de los contenidos didácticos; tutoría pedagógica donde la función del tutor sería de orientador como solución a los problemas de aprendizaje; tutoría personal, consistente en el seguimiento del alumno, proporcionándole la asistencia necesaria y contribuyendo a que la experiencia de aprendizaje resulte lo más provechosa posible, el tutor asume el rol de mentor.
En la UD_4, se parte de lo expresado anteriormente, es decir que el tutor online (TOL), no es responsable de las estrategias de diseño y gestión de las iniciativas de eLearning. Sin embargo sí considera fundamental que el TOL “sea capaz de planificar iniciativas formativas en su conjunto”, así como de “poner sus competencias y destrezas al servicio de los objetivos de este modelo de gestión”.
En las Fuerzas Armadas (FAS), no existe una separación de funciones entre profesor y tutor, siendo ambas asumidas por una persona que se denomina profesor-tutor. La Norma 01/06 DIEN. Organización y funcionamiento del Sistema de Enseñanza a Distancia del Ejército de Tierra (SEADET) define al profesor-tutor como la persona que “desempeña labores de guía, tutor, consejero, orientador y moderador de foros; facilita el aprendizaje individual y colectivo, evita la actitud pasiva del alumno frente a las TIC, enseñando al alumno a aprender. Garantiza la calidad de la relación entre el alumno y la institución docente, potenciando el diálogo y la relación social con otros alumnos”. En la misma Norma, a los profesores les asigna las siguientes responsabilidades: “elaborar los contenidos didácticos de las materias de acuerdo con la metodología de la Enseñanza a Distancia, gestionar su proceso de enseñanza y aprendizaje mediante el gestor de aprendizaje (LMS), asumir las competencias de los profesores-tutores de dicha modalidad” (ya definidas anteriormente). Por último, en otro apartado de la misma Norma se dice que deben ser responsables, para la explotación del LMS, de dar de alta en el sistema los contenidos de sus materias y gestionar y coordinar las comunicaciones activas del mismo.
Por lo anterior, el profesor-tutor, no sólo debe poseer nociones de diseño y gestión de iniciativas, sino que se le exige la capacidad de elaborar diseños instructivos en entornos virtuales de aprendizaje, concretamente en el presente curso, en la fase de la ACLOG se determinan las siguientes capacidades terminales: analizar los elementos constitutivos del Diseño Instructivo (DI) de una acción formativa en un entorno virtual de aprendizaje (EVA); analizar y seleccionar las propuestas de las principales teorías del aprendizaje y de los modelos educativos para aplicarlos a un diseño instructivo; elaborar los contenidos para el aprendizaje de una acción formativa y organizarlos en un modelo de curso.
En cuanto al proyecto formativo en sí, en las FAS se denomina Diseño Instructivo como ya se apuntó anteriormente. Para elaborar el DI y aplicarlo a un curso, se debe realizar un análisis previo (justificación del curso, breve descripción y rasgos más característicos, materiales pedagógicos disponibles o a elaborar, elementos tecnológicos disponibles o necesarios); objetivos educativos (competencia general del curso y capacidades terminales); perfil de los alumnos; contenidos; actividades interactivas y estrategias de enseñanza/aprendizaje; entrono físico de aprendizaje e interacción.
Este DI está también perfectamente normalizado en cuanto a su estructura. Cuenta una jerarquía compuesta por cuatro niveles: Primer nivel constituido por el Curso. Segundo nivel que es el Módulo Formativo. Tercer nivel la Unidad Didáctica. Cuarto nivel la Unidad de Aprendizaje.
Si desarrollásemos los distintos apartados que contienen cada uno de estos niveles, algo que no voy a realizar porque alargaría excesivamente este trabajo, nos encontraríamos con muchas coincidencias en cuanto al modelo que la UD_4 propone, aunque con una diferencia importante en cuanto a definición y estructura, concretamente me refiero a la Unidad Didáctica, pues según la que presenta el grupo GRIAL, englobaría dos niveles del DI de las FAS, concretamente el tercero y cuarto nivel.
Por último, en cuanto a la denominada “Guía del estudiante”, no representa diferencias significativas respecto a lo que en el DI se denomina “Presentación del curso” y “Guía didáctica” incluida en cada módulo.
CONCLUSIONES
La figura del tutor online, según el modelo que estamos estudiando, difiere en puntos básicos con el modelo de profesor-tutor instaurado en las FAS.
Si bien las competencias y destreza de uno y otro son similares, en las FAS son más exigentes precisamente por esa doble función de profesor-tutor incrementado por la responsabilidad de diseñar el modelo formativo y su gestión.
Teniendo claro que los diseños formativos deben adaptarse a las especiales características y necesidades de las instituciones donde se van a llevar a efecto, el Diseño Instructivo de aplicación en las FAS, no difiere en esencia, de los modelos definidos por la Universidad de Salamanca.
.