La importancia de la comunicación para desarrollar las tareas de un TOL

Está claro que hoy en día, es extremadamente importante la comunicación, ya no solo a nivel personal, sino a través de las redes sociales.
Para un Tutor online, esto se hace muchísimo más importante, ya que en las plataformas en las que interactúa con sus alumnos, lo normal es no poder transmitir un mensaje en su totalidad. Quiere decir, que no es posible comunicar al interlocutor o alumno, las sensaciones o el estado de humor. Esto se ha podido subsanar de una forma bastante ocurrente con los “emoticonos” (“dibujos” animado o no que pueden expresar un sentimiento o una acción de manera gráfica), presentes en la mayoría de las plataformas.

El TOL debe conocer los medios de comunicación más frecuentes y estar familiarizado con ellos: Facebook. Tuenti, Twiter, email y la intranet, blogs, etc. para poder llegar a todos y cada uno de sus alumnos.
Todo esto no sirve de nada si el TOL no es un buen comunicador, ya que debe hacer llegar a sus alumnos, no solo los conocimientos, sino también ser capaz de transmitir sus sensaciones. 
También es muy importante que todos los integrantes de una actividad online, conozcan unas reglas básicas de comportamiento para evitar malos entendidos, discusiones, etc. A estas reglas se les denomina “netiquette” y son la base para un correcto desarrollo de dichas actividades y de una correcta comunicación. El tutor, debe guardar y hacer que sus alumnos guarden esas reglas de “cortesía”, debiendo en todo momento exigir su cumplimiento. 

Para que exista una buena comunicación, en esencia el TOL ha de encargarse de:
  • Escuchar: Leer webs, blogs y foros, para saber lo que los alumnos están diciendo y sintiendo.
  • Responder: Rápida y apropiadamente. El tutor siempre tiene algo que comunicar.
  • Informar: Transmitir la nueva información que se ha conocido de la asignatura o fuentes alternativas de consulta.
  • Reconducir: En caso de encontrarse que un hilo de conversación no es el adecuado, debe encaminarlo lo antes posible.
  • Realimentar: Cada uno de los comentarios buenos o malos, de los alumnos, son una inmejorable oportunidad de conocer las debilidades de nuestro curso o materia.

Es importante analizar la persona ya que el sentido y el valor del mensaje varían según quien lo emite.

En conclusión, el TOL además de las cualificaciones necesarias, debe ser constante, comprensivo y flexible. Es el responsable moderar foros y discusiones sobre la materia, y dinamizar las actividades en los foros, así como ser capaz de dar fin a disputas o diferencias entre alumnos.