Las mejores estrategias para dinamizar con éxito un curso de las FAS en modalidad eLearning


El aprendizaje online no sólo ha transformado el entorno y los métodos de enseñanza tradicionales, sino que también ha transformado los roles que desempeñan cada uno de los componentes fundamentales de la comunidad educativa. En cualquier aprendizaje online de calidad, la formación se centra en el alumno, en el que recae toda la responsabilidad. Pero para que el alumno, que aprende de forma autónoma, alcance sus metas necesita del profesor tutor, cuya labor difiere mucho de la desarrollada por un profesor tradicional, y que requiere de una preparación exhaustiva y una dedicación exclusiva.
En el ámbito de las FAS como en cualquier institución educativa, el profesor-tutor debe no sólo ser docente, sino además guía y orientador de cada uno de sus alumno a los que ayuda en su proceso de aprendizaje autónomo, haciendo gala de una gran empatía y siempre disponible para resolver dudas o problemas, ya que según se dice en  Seguimiento y dinamización de la formación online tutor, de O.Díez y otros. “la habilidad del tutor online es un factor determinante para el éxito de los alumnos”; además debe ser un buen comunicador y negociador puesto que su labor fundamental será la de crear una buena dinámica de grupo, fomentando la comunicación e interacción entre todos sus miembros a fin de crear un grupo cohesionado, en el que cada miembro se sienta parte activa de la comunidad de aprendizaje a la que pertenece. Además debe ser el líder que dirija al grupo.
En cualquier curso de formación de las FAS, en la modalidad eLearning, la mayor dificultad a la que puede enfrentarse un profesor-tutor es la de cómo ejercer el liderazgo docente de su comunidad de aprendizaje:
1.   No siempre el tutor posee un empleo superior al de sus alumnos y este hecho puede provocar situaciones conflictivas con algún alumno de rango superior. Para evitarlas creo que es fundamental  que desde un principio el tutor debe dirigirse al grupo como líder, estableciendo ya desde la presentación las normas de relación que toda la comunidad deberá respetar, informar de las reglas de netiquette que regulan la comunicación escrita en la red, insistiendo en el respeto debido por nuestro interlocutor. Y respecto a las formas de saludo militar, etc., el tutor debe recordar que en los foros la comunicación debería ser lo más ágil y fluida posible para ser efectiva, y dejar que sea la comunidad la que decida cómo quiere proceder. De este modo, se le permite al militar de mayor graduación decidir sobre este tema, evitando malentendidos posteriores.
2.   El tutor también puede ver su liderazgo en peligro si un alumno con conocimientos especializados pone en duda su competencia profesional. En ambos casos creo que el tutor debe hacer gala de buenas dotes de diplomacia, sin caer nunca en el enfrentamiento personal o profesional. Deberá reconocer la valía de aquellos que posean conocimientos especializados, persuadiéndolos de que su participación, aportando sus conocimientos al grupo, no sólo es enriquecedora, sino necesaria. Desde el primer momento, el tutor debe ser capaz de explicar de forma clara y concisa los objetivos que se deben alcanzar, las normas de participación, las tareas del curso, los plazos de entrega de las actividades y los criterios de evaluación; Y además debe insistir en la importancia de la participación e interacción de cada uno de los individuos  en el grupo para que la comunidad funcione y desarrolle un aprendizaje colaborativo.
Para terminar mi reflexión quisiera insistir en el hecho de que  el aprendizaje colaborativo sea una de las características esenciales de la formación online y que para lograrlo la tarea del profesor-tutor es fundamental. De ahí la importancia de su formación. Porque como ya he dicho más arriba, el tutor no sólo debe poseer competencias científicas, tecnológicas y didácticas, sino que además es esencial que adquiera las competencias comunicativas y capacidades psicológicas necesarias para liderar y gestionar una comunidad de aprendizaje de la que será responsable.


Bibliografía:
1. Olga Díez, Elisa Fernández y Antonio Seoane: “Seguimiento y dinamización de la formación online”
2. Antonio Seoane y  Francisco García : “El factor humano como elemento clave en eLearning: el tutor online”.
3. Las intervenciones de mis compañeros en los foros de liderazgo, estimulación, persuasión y mediación