ENTORNOS VIRTUALES DE APRENDIZAJE (USAL) 2011-12-02 18:30:00

LAS MEJORES ESTRATEGIAS PARA DINAMIZAR CON ÉXITO UN CURSO DE LAS FAS EN MODALIDAD E-LEARNING
¿Qué ha supuesto hoy en día la enseñanza e-learning?
La introducción hoy en día de los Sistemas Gestores de Aprendizaje (SGA) para la enseñanza e-learning ha creado nuevos escenarios formativos como son las aulas virtuales, nuevos roles (tutor online, alumno online, grupo colaborativo) y nuevos modelos educativos (enseñanza orientada al alumno). Este cambio va a requerir nuevas metodologías para poder afrontar con éxito la implantación de este tipo de enseñanza.
Los actores que participan en el proceso se van a enfrentar a nuevos retos y problemas. Por un lado, los alumnos deben de ser capaces de desarrollar su trabajo de forma aislada teniendo una mayor autonomía y a su vez responsabilidad. Esto puede provocar que algunos alumnos encuentren dificultades para seguir el ritmo del curso y alcanzar los objetivos que van a marcar sus tutores. Por otro lado los profesores o tutores van a cambiar su papel tradicional en el que eran transmisores de información y contenidos por el de ser guías y tutores en todo el proceso de aprendizaje y definir los instrumentos que le ayuden a interactuar y comunicarse con los alumnos a través de estos sistemas gestores de aprendizaje.
En resumen, tanto tutores como alumnos requieren una formación y adaptación a las nuevas tecnologías así como a las nuevas metodologías de aprendizaje para así conseguir unos resultados exitosos que aseguren la calidad de la acción formativa en un entorno de e-learning.
¿En qué consiste la tutoría online?
Es el proceso en el cual un tutor a través de un Sistema Gestor de Aprendizaje (SGA o LMS) ejerce de guía, apoya y asiste al alumno de forma que este pueda integrarse en el nuevo entorno formativo, pueda comprender los contenidos que se le hacen llegar en diferentes soportes y además pueda integrarse socialmente en el grupo de formación y en la acción formativa en sí misma, evitando el aislamiento y el abandono.
Para poder llevar a cabo este proceso, el tutor online (TOL) desde el comienzo del diseño de cualquier acción formativa a través de red, debe conocer cuáles son las funciones que tiene que desarrollar como profesor-tutor virtual. En este sentido el TOL deberá desarrollar competencias académicas/pedagógicas, técnicas, organizativas, orientadoras y sociales.
¿Qué herramientas puede utilizar  el tutor online?
El tutor online en el entorno de teleformación puede utilizar herramientas asíncronas (consulta y respuesta en momentos distintos) o síncronas (consultas y respuestas en el mismo momento).
Las herramientas asíncronas (email, foros, faqs) ó síncronas (chat, videoconferencia, pizarra digital) pueden estar incluidas como recursos/actividades dentro de la plataforma (foro, chat,..), o pueden ser externas a la misma y estar enlazados al aula virtual (videoconferencia, pizarra digital,…). 
¿Qué factores puede trabajar el tutor online?
El tutor debe trabajar fundamentalmente varios factores como son la organización de las actividades, la gestión del tiempo y las técnicas de comunicación.
La organización de las tutorías, de cara a su efectividad,  es un factor a tener en cuenta. El tamaño de los grupos debe ser para entornos síncronos de  5 a 10 miembros, y los entornos asíncronos pueden sobrepasar en algunos casos los 20 miembros.
Otro factor importante es la gestión del tiempo. Los alumnos necesitan aprender a dividir su tiempo en tareas: leer el material asignado para preparar el debate online, leer las contribuciones de otros compañeros y preparar las propias, participar en pequeños grupos de trabajo, y completar las demás tareas del curso. El profesor debe ayudarle en  su gestión del tiempo: lecturas de tamaño manejables, límites de tiempo para los debates y pautas de participación.
El tercer factor lo constituyen las técnicas de comunicación. El tutor debe poner en práctica diferentes estrategias que permitan conocer los intereses, expectativas y necesidades de los alumnos con la finalidad de mantener una dinámica de interacción y motivación en todo el proceso de aprendizaje. Este factor, es con diferencia el más complejo de los tres y requiere de estrategias de dinamización.
¿Cuáles son las mejores estrategias para dinamizar un curso online en el ámbito de las FAS?
En general, las estrategias para dinamizar un curso online dentro del ámbito de las FAS van a ser las mismas que para cualquier curso genérico de e-Learning, salvo algunas particularidades.
La Estrategia de Dinaminación debe responder de manera efectiva y directa al objetivo para el cual  fue creada la comunidad, enfatizando en acciones que motiven la frecuencia de ingreso y visita de sus participantes.
La estrategia debe obedecer a una secuencia o proceso cíclico que garantice el retorno, la evaluación y revisión de las acciones para replantearlas o mejorarlas.
A continuación se desarrollan algunas estrategias de dinamización en un entorno virtual formativo.
1.- Partir de los intereses, concepciones y actitudes previas del alumnado en torno al tema en desarrollo.
            ¿Por qué?
          Se facilita la motivación y la participación.
          Posibilita el aprendizaje significativo.
          Se facilita una actuación más personalizada.
          Se posibilita la contextualización de la programación.
¿Cómo?
          Conversaciones y debates en foros y chats.
          Lectura y comentario de textos. 
          Cuestionarios y preguntas directas sobré qué es más interesante.
2.- Fomentar la búsqueda, la experimentación, la recogida y el contraste de los conocimientos.
            ¿Por qué?
          Se facilita la autonomía de aprender a aprender. 
          Se fomenta la actitud crítica.
          Se apoya el trabajo colaborativo.
¿Cómo?
          Análisis crítico de fuentes diversas de información, webs,  libros, audiovisuales, etc.
          Exposición de información y experiencias de expertos invitados.
          Demandar el aporte individual en foros y  debates.
3.- Facilitar la aplicación y la resolución de problemas en torno al tema en cuestión.
            ¿Por qué?
                                      Se fomenta la generalización. 
                                      Se facilita la funcionalidad de lo aprendido.
   Se potencia el desarrollo de habilidades sociales.
            ¿Cómo?
          Ejercicios prácticos.
          Estudio de casos. 
          Juego de Roles.
          Realización de simulaciones.
4.- Fomentar la comunicación y difusión de lo aprendido.
            ¿Por qué?
          Se valora el trabajo realizado. 
          Se fomenta la toma de decisiones solidarias y responsables.
¿Cómo?
          Exposición de los trabajos realizados.
          Intercambio de información en blogs,  foros y listas.