"CROSS CULTURAL AWARENESS Y REGLAS DE NETIQUETTE EN LAS FAS

Quizás una idea que tenía antes de empezar el curso era que eso del on-line era algo anárquico. La idea provenía de la “mala” fama que los mensajes sms han creado. Faltas de ortografía, sin sintaxis, reducido sólo al  grupo que entendía el código… Ya sin haberlo nombrado de forma explícita, y sólo a la vista de las maneras que se estaban utilizando en los foros, mensajes etc. era fácil deducir que las normas básicas de urbanidad se cumplían. En el tema que acabamos de finalizar se ha estudiado este asunto en concreto. Tras la palabra “NETETIQUETTE” (absolutamente desconocida para mí hace sólo una semana) se encuentran una serie de normas de comportamiento y de educación que se deben emplear en la red para que todo discurra de una forma “civilizada”. Una vez que las hemos visto y que incluso hemos creado un catálogo de ellas, me doy cuenta que básicamente todo se reduce a utilizar la educación en la red y a aplicar el sentido común. Bien es cierto que siempre es bueno que alguien recuerde cuales son esas normas básicas de educación y también es cierto que es bueno que alguien te explique como se adaptan dichas normas al entorno on-line, pero al fin y a la postre todo se reduce a lo mencionado anteriormente: sentido común y educación.
Y en el ambiente castrense: ¿varía mucho las normas de netetiquette? Desde mi punto de vista no. Sólo hay que utilizar las formas de cortesía militar que empece a aprender desde que era jovencito.
Respecto al concepto de cross cultural awareness he de decir que para mí no era un concepto nuevo. El haberte movido por el mundo, algunas veces a países con unas costumbres muy distintas a las tuyas, te obliga a adecuarte a los usos y costumbres de la zona. Para ello y como requisito previo debes estudiarlos, aprenderlos y en la medida de lo posible practicarlo. Ese mismo concepto aplicado al objeto del curso implica que una labor previa del tutor on-line consiste en saber las características y costumbres del grupo al que este “tutorizando”. Factores tan diversos como la nacionalidad, edad, educación, objetivo del curso… deben tenerse en cuenta. Obviarlos puede conducir a un completo fracaso de la acción tutorial pues puedes quedar totalmente fuera de lugar. El ejemplo claro es la edad: no es lo mismo tutorizar adultos realizando un postgrado que a adolescentes. Lo que puede ser adecuado a un grupo, puede ser totalmente desafortunado para el otro.

Un saludo amigos del Blog