UNE BLOGUEUSE MALADROITE 2011-11-23 22:42:00

La sindicación, etiquetas y folksonomía
Hasta la llegada de la Web 2.0, la Red permitía buscar información. Se accedía a ella a través de un buscador como Google y si, como docentes, dábamos con una web que contenía contenidos de calidad, reutilizables y con posibilidad de ser adaptados a las necesidades formativas de nuestros alumnos, la añadíamos a Favoritos para tenerla a mano para posibles consultas. El enlace a dicha web permanecía en el ordenador y si abríamos sesión en otro, era imposible acudir al enlace.  Así que o te sabías la dirección de dicha web o debías de buscarla de nuevo en Google y añadirla de nuevo a Favoritos.
La Web 2.0 o Web social, cuyo objetivo no es la búsqueda de la información, sino la comunicación y el intercambio de información de las personas que la utilizan, ha creado multitud de herramientas, blogs, Facebok, etc. que favorecen la interacción social  y el intercambio de información. Del mismo modo que ha desarrollado los medios necesarios, marcadores o etiquetas, para que la ingente información que puebla la Red pueda ser clasificada y seleccionada según los criterios  e intereses de los propios usuarios. La Web 2.0, mediante los RSS,  permite que la información sobre los últimos cambios o actualizaciones de las fuentes a las que se ha subscrito llegue al usuario sin buscarla, a través de la sindicación. Y además esa información que almacenada en la red de modo que siempre se tiene acceso a la misma.

La folksonomía es un término que define  la clasificación de la información por parte de los usuarios, siguiendo criterios particulares de etiquetado. Por eso también se la denomina “la clasificación democrática”