Empezando con el blog

Buenos días a todos.
Contra todo pronóstico, aquí estoy empezando con este blog como actividad del curso.
Esta primera entrada tiene como finalidad, según la documentación del curso, explicar cómo obtener información a través de la sindicación de contenidos o de las redes sociales y transformarla en contenido útil para el aprendizaje personal o la docencia.
En primer lugar debo decir que no estoy nada ducho en el tema de las redes sociales. Aunque no me considero un enemigo del teclado, no le termino de ver la utilidad (para mi caso concreto y mis necesidades específicas, claro está) a este tema de las redes sociales. Pero como no se le pueden poner puertas al campo, y viendo que tantos millones de personas no pueden estar equivocadas, debe ser que sirven para algo.
Habría que diferenciar entre el uso que hace de las redes sociales mi hija (situación: 17 años y una necesidad absoluta de estar en contacto con sus millones de amigos o conocidos para transmitir mensajes de necesidad prácticamente nula y urgencia cero) con la que puedan hacer profesionales de todo tipo, medios de comunicación o, incluso, organismos oficiales de la administración, universidades ,etc.
La ingente cantidad de información a la que puede accederse a través de una pantalla y un ratón nos enfrenta, desde mi punto de vista a un problema de difícil solución: la fiabilidad de la información obtenida. Es indispensable saber el origen de la información para poder valorar el grado de credibilidad, y por tanto su veracidad. Para ello contamos con infinidad de posibilidades en la red, pero es necesario que siempre que lo que se exprese no sea una opinión personal, es decir, a cada información aportada se le añada la fuente con los datos más exactos para verificarla o, al menos, saber con quién nos jugamos los cuartos.

Como introducción y para abrir el blog, ya tenemos un comienzo. Seguiremos informando.