Sindicación y redifusión

Primero vamos a definir que es la sindicación, que según la wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Redifusi%C3%B3n
La redifusión, también llamada sindicación, es la distribución de contenidos informativos o lúdicos de un emisor original por otro, que adquiere los derechos mediante un contrato o licencia.
En http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol14_5_06/aci22506.htm encontramos la siguiente definición “La sindicación de contenido es un proceso mediante el cual un productor o un distribuidor de contenidos en Internet, proporciona información digital a un suscriptor o una red de suscriptores”
En la literatura especializada se reconocen esencialmente dos formatos para la sindicación de contenidos: RSS y Atom.
RSS son las tres letras que se utilizan como acrónimo para denominar diferentes estándares de la familia XML, desarrollados con vista a lograr la sindicación de contenidos.
Atom es un formato mucho más flexible que los referidos anteriormente, capaz de trabajar con datos mucho más complejos en forma más simple, que “además brinda la posibilidad de crear software para organizar y filtrar los contenidos”.
Una de las aplicaciones comprobadas en la práctica es que puede utilizarse en las bibliotecas para promocionar las nuevas adquisiciones e incluso, para ofrecer información a los usuarios sobre aquellos documentos que se encuentran en proceso y aún no están disponibles para su consulta.
Otra ventaja es en el seguimiento de la información nueva y ahorrar una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en la navegación, que se pueden dedicar la interpretación de los datos y la información recuperada aunque no garantiza la calidad de la información que se accede.
Por consiguiente cada institución de información debe valorar su uso, analizar los beneficios directamente relacionados con la satisfacción de sus usuarios, así como los contratiempos y retos que puede imponer.