Mucha, demasiada, información

Internet ha supuesto una revolución en lo referente al acceso a la información. Con el desarrollo que ha tenido en los últimos años, el usuario se encuentra abrumado por las ingentes cantidades de información a la que puede acceder.

Los diversos sistemas de sindicación de contenidos (etiquetas, wikis, blogs, agregadores, etc…) suponen una gran ayuda que va en dos direcciones:

  1. Permite que el usuario seleccione en qué información, y de qué fuentes, está realmente interesado. De esta forma evita el engorroso trabajo de navegar “a ciegas” con los riesgos que eso conlleva.
  2. Permite al usuario compartir su selección con otros usuarios interesados en los mismos temas, creando así una comunidad acumulativa. De este intercambio de información, y de fuentes, el usuario saldrá, indudablemente, enriquecido.

Si estas herramientas nos pueden ser útiles a nivel personal, a nivel pedagógico pueden resultar magníficas. El pedagogo ha de buscar la motivación del alumno. El ser humano (y no debemos olvidar que el alumno lo es) se siente naturalmente atraído por lo novedoso. El Profesor/Tutor/Maestro debe buscar siempre lo más actualizado para ofrecérselo al alumno. Estas herramientas proporcionan esa capacidad dentro de unos parámetros cuantitativos aceptables.

Bienvenidos a la Enseñanza 2.0!!