Influencia y aplicación de las TICs en la práctica docente.

TICs y no_TICs¿Existen diferencias entre los maestros que utilizan las TICs y los que no? ¿Implica el uso de las Tics un mayor aprendizaje por parte de los alumnos?

Es posible que la utilización de las TICs facilite el trabajo al maestro y aporte beneficios al alumno, aunque en algunos casos puede llegar a ser contraproducente.El desconocimiento de las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías o el uso inadecuado de las mismas puede ser costoso, porque en lugar de facilitar el trabajo lo complican.

“Las tics deben dar respuesta a las necesidades educativas de una sociedad cambiante”

La sociedad va ligada a un continuo cambio al que debemos adaptarnos. Para ello es conveniente incorporar el uso de las nuevas tecnologías, de forma responsable y conociendo las posibilidades y los inconvenientes que puedan tener.
Los alumnos, especialmente los de infantil o aquellos con necesidades educativas especiales, precisan de experiencias globalizadoras: a nivel motor, perceptivo, etc. Por ello, nunca debemos olvidar que el uso de las nuevas tecnologías no sustituye el contacto humano. La clase presencial debe seguir existiendo ya que es el lugar en el que verdaderamente se lleva a cabo la interacción entre el maestro y los alumnos y entre propios alumnos.

“La tecnología sin metodología, es como poco, absurda”

Lo importante de las TICs es que faciliten la acción docente, permitan desarrollar posibilidades de aprendizaje diferentes a las utilizadas tradicionalmente, que por supuesto son totalmente validas y eficaces. La diferencia entre la educación que utiliza TICs de la que no lo hace es la forma,pero  no necesariamente es el resultado. No podemos negar que las Tics nos abren un mundo de posibilidades que no podemos desaprovechar, tal como se refleja en algunos de los ejemplos que ofrecemos a continuación.
- Las TICs permiten al maestro ahorrar tiempo en la preparación de material: puede encontrar material descargable en la red, aunque debe ser capaz de adaptarlo para que cumpla su propósito educativo.
- Permiten ahorrar un espacio físico considerable en materiales de trabajo.
- El uso de TICs mantiene a los alumnos más atentos y motivados. El maestro debe controlar adecuadamente la situación poniendo normas de utilización para que los niños, en su afán exploratorio, no toquen impulsivamente las teclas del teclado o no se anticipen.

  • Un ejemplo de aprovechamiento de las TICs es la lectura de un cuento interactivo, con una presentación de power point (proyectada en una pizarra digital) es posible integrar a los personajes de forma dinámica, dentro de una pantalla con imágenes cambiantes, con efectos, con sonidos, etc. Por ejemplo: en la historia se habla de un perro, aparece la foto del perro y suena su ladrido.   También es posible que las tics nos ayuden a reducir la sobrecarga de estímulos visuales, pongamos por ejemplo que un maestro quiere que sus alumnos aprendan los animales que hay en el zoo, en ese caso puede crear un material digital a partir de una composición, “tipo mural”, en el que al aparecer animales nuevos estos resalten más que los antiguos que se difuminan y su color es menos intenso.
  • Otro ejemplo es cuando se trabajan habilidades motrices-finas y queremos trabajarlas a partir del coloreado de un dibujo. El maestro tiene dos formas de hacer que el niño tomo iniciativa y escoja un dibujo: llevando varios modelos impresos y dándole al niño a escoger entre un mínimo de dos, y, utilizando el ordenador, internet y una impresora, en este caso el maestro puede buscar delante de los niños las imágenes y que ellos escojan la que les gustaría dibujar. Otra posibilidad es que el niño dibuje directamente sobre la pizarra o sobre la pizarra digital, con la diferencia de que en la pizarra tradicional el único color que pueden emplear es el blanco y con la digital tienen amplia variedad.

Estos y otros ejemplos es lo que diferencian la utilización de la no utilización de las TIC.

Toda tecnología es buena siempre que se sepa aprovechar. La diferencia entre los maestros que utilizan las TICs y los que no depende en gran parte del conocimiento que tengan sobre ellas y las habilidades para utilizarlas con eficacia. Tampoco podemos olvidarnos que si el maestro para dar clase no dispone de los medios tecnológicos necesarios tendrá que recurrir a otros métodos para conseguir que sus alumnos aprendan. Lo ideal es que se combine la utilización de las TICs con los métodos tradicionales, puesto que lo virtual es atractivo y motivador, pero lo real puede ser tanto o más que lo virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*