Inicio » Máster 2015 » Diseño y gestión de contenidos e-Learning
Jun
21

Diseño y gestión de contenidos e-Learning

Un buen diseño es una buena base.

A la hora de desarrollar un proyecto cualquiera, en este caso e-Learning, es vital e importante saber cuáles son nuestros objetivos, cómo se desarrollará el proyecto, quiénes lo llevarán a cabo, financiación, recursos necesarios, resultados esperados..etc. En definitiva, hablamos de un proceso profundo de enfoque de nuestro proyecto que tiene que estar perfectamente claro y que se irá definiendo paso a paso. La gestación del proyecto permite clarificar y poder visionar qué es lo que queremos y cómo podemos conseguirlo. Si no lo tenemos claro, será difícil poder convencer a una tercera persona para que lo “compre” o para que lo tenga en consideración.

Es fundamental también, desarrollar nuestro diseño de acorde al tipo de proyecto que queremos realizar, si es formativo o de investigación, pues ambos tienen objetivos y estructuras diferentes, aunque puedan compartir como base algunos puntos en el diseño.

Habrá que dedicarle tiempo específico para poder desarrollar la parte del diseño pues gran parte del éxito o no del curso depende de su correcta presentación.

Incluso los tutores online deberán conocer y participar en la medida de lo posible en esta parte del proyecto, ya que será solamente así capaz de seguir el correcto funcionamiento de un curso, y reconocer deficiencias o errores que puedan producirse.

Resumiendo, en esta fase de diseño, deberían participar los máximos agentes posibles, obviamente dejando el peso a aquellos que pudieran tener más experiencia o formación, pero siempre conociendo de alguna manera el origen y el desarrollo del proyecto que más tarde desarrollarán.

Diseminación de un proyecto e-Learning.

Cuando hacemos referencia al término “Diseminación” nos referimos a la capacidad de poder llevar nuestros contenidos al máximo número de usuarios posibles, ya sean individuales o colectivos y cuyo objetivo final puede ser tanto educativos como comercial. Al final lo que hacemos es intentar llegar a un grupo de personas para que participen, compartan o compren nuestro proyecto.

Es cierto que esta parte es en gran medida marketing, y para ello tendremos que preparar una estrategia compleja y difícil para concretar quiénes son nuestros clientes y qué medios usaremos para llegar a ellos.

Una buena opción para diseminar nuestros contenidos es utilizar las redes sociales. Facebook, Twitter, Linkedin o Youtube nos acercan a millones de usuarios y la posibilidad de crear una red de personas que nos sigan, participen en nuestro curso o lo compren.

Desde mi punto de vista la diseminación, si lo enfocamos como marketing, es muy compleja, ante la gran cantidad de competidores, la enorme cantidad de contenidos que se generan y la velocidad con lo que cambia todo en Internet, los gustos, las costumbres de los usuarios, etc . La adaptación es extremadamente exigente y merece un trabajo especializado si queremos conseguir objetivos consistentes. Cada día aparecen nuevos programas, aplicaciones, soportes que generan nuevas posibilidades pero nuevos retos.

En definitiva, diseño y gestión de contenidos son una parte fundamental de un proyecto e-Learning. Generar un proyecto acorde a las necesidades del cliente, hacer un curso bien programado o un proyecto de investigación bien definido necesita de una estrategia clara, estructurada y definida.

Más adelante, la diseminación será el método en el que nuestro proyecto será difundido usando los métodos que consideremos más efectivos a nuestros objetivos.

Ambos conceptos, en principio tan diferentes, son partes de un mismo proyecto y se necesitan mutuamente para que nuestro objetivo pueda llegar a buen puerto.

Saludos,

Rafael

Comentarios cerrados.