Inicio » Máster 2015 » ENSAYANDO EXELEARNING, TAL VEZ A DESTIEMPO
May
15

ENSAYANDO EXELEARNING, TAL VEZ A DESTIEMPO

…así que lo mejor es continuar vagando

entre ángulos rectos y mixtilíneos

pasadizos curvos o sinuosos

meandros existenciales / doctrinas en zigzag…

Extracto del poema “Laberintos”, de Mario Benedetti

A veces el laberinto te retiene, a veces te tardas más de lo previsto en una sección o a veces no pasas por ella cuando tenías que haberlo hecho. Como cualquier acción o inacción en el laberinto, las consecuencias prosiguen. Pero no siempre estás solo allí dentro y alguna ayuda pudiera surgir, si la pides.

Parte de las actividades desarrolladas durante el Módulo A1 del Máster fue construir un curso virtual en plataforma Moodle. Para ello a cada estudiante se le asignó un aula virtual; un especie de espacio en el cual uno agregaba actividades de aprendizaje relacionadas con el tema que uno hubiera escogido. No estoy seguro (en todo caso, no creo que así haya sido informado) pero tal vez el aula sea un lugar en el cual seguir practicando habilidades que irán aprendiéndose a lo largo del Máster.

El momento más importante de la construcción del curso virtual coincidió con el nacimiento de mi hijo Rafael David. Esa semana no trabajé en el Máster y en acuerdo con el profesorado, se me dio un plazo especial para finalizar esta actividad de construir el curso. Este plazo vencí hoy 15 de Mayo.

Entre las tareas asignadas para ello estaba la realización de un objeto virtual de aprendizaje, usando uno de dos programas: ExeLearning o Udutu (ambos totalmente desconocidos para mí), y además, después de realizar el famoso objeto, había que publicar una entrada en este blog comentando la experiencia. Este artículo es esa entrada.

Escogí ExeLearning. ¿Por qué? Bueno, ante la evidencia de que un padre con un recién nacido no tiene demasiado tiempo para explorar otras novedades, hice una breve búsqueda en Internet sobre comparaciones entre ambos y encontré dos o tres comentarios (incluyendo uno de una antigua alumna de este Máster) en el que se decía que ExeLearning era más fácil de utilizar. Ello fue suficiente para fundar mi decisión.

Elaborar mi objeto virtual de aprendizaje fue una experiencia agradable y me gustó usar ExeLearning durante esa parte de mi experiencia; ciertamente es una interfaz amigable, eficaz y sencilla de usar. Por otra parte, tengo que decir que por momentos sentí que el asunto era una repetición de trabajar con Moodle. Tal vez será porque lo que acometí fue relativamente básico, pero en todo caso creo que lo que hice en ExeLearning podía haberlo hecho, sin problemas, en Moodle.

Pero los laberintos guardan sorpresas. Porque después que finalicé el objeto previsto, me tocó exportarlo a Moodle y entonces se trancó el asunto; lo que parecía un simple trámite de exportación se volvió una verdadera batalla virtual que me tomó dos días. Y juro que fui más o menos disciplinadito y seguí obedientemente el tutorial propuesto en el Máster para ExeLearning, que en lo que corresponde a exportar, indica: “… Pero si lo único que se desea es que el tutorial sea una página web navegable se puede realizar un Archivo comprimido o una Carpeta auto-contenida”.

Así lo hice e intenté agregar la carpeta en diversas formas, pero mi aula virtual no lo aceptó. Después de intentar un montón de cosas, llegué incluso a volver a elaborar mi objeto virtual de nuevo, pensando que la falla estaba allí, pero tampoco hubo éxito. Cada vez que arrastraba la carpeta a la sección de contenidos de una nueva entrada en mi aula virtual me salía el siguiente mensaje: “error al conectarse al servidor”. Lo único que logré fue agregar al carpeta como archivo comprimido, pero ello no servía después de nada.

Después de dos días de infructuosa puja, le escribí a una de mis tutoras, quien no solo me respondió muy satisfactoriamente sino que además resolvió el problema directamente (y me explicó cómo lo hizo). Por si fuera poco, me indicó que la forma que yo había elegido para exportar, era precisamente la “más complicada para publicar un contenido de eXeLearning en Moodle 2.0”. De haberlo sabido…

Tengo ahora sensaciones encontradas con ExeLearning, aunque estoy consciente de que una sola experiencia no debería ser suficiente para juzgar una herramienta en este mundo tan complejo como el de las TICs.

Me pregunto si de haber podido hacer esto en su momento, en la semana planificada inicialmente para ello y no después, hubiera generado una experiencia distinta. Por si acaso, no me arrepiento de haber dedicado esa semana a lo que ha sido una de las experiencias más importantes de mi vida. Pero la pregunta sigue allí y a veces el laberinto no responde a tus preguntas; al menos no cuando tú lo deseas.

Comentarios cerrados.