Debería existir una asignatura en la formación del profesorado relacionada con la innovación, pero debería estar controlado qué profesores la imparten. Es decir, si se lleva a cabo esta asignatura en las universidades de educación, lo ideal sería que los profesores responsables de esa asignatura fueran expertos en la materia, hayan realizado innovaciones y obtenido resultados positivos. Pero no sólo esto, sino que además hayan tenido un contacto directo en los centros educativos, como el colegio o el instituto, y hayan visto realmente cuáles son las necesidades de los alumnos, qué metodologías funcionan, cuáles no, que hay que tener en cuenta para realizar ciertas actividades, etc.

Si el profesor no tiene experiencia en todo este ámbito, todos los contenidos y actividades serán muy hipotéticos, utópicos y, posiblemente, irrealizables.

Las opciones que se barajan para llevar a cabo esta materia como formación son:

  • Una asignatura obligatoria dentro de la carera.
  • Algo compartido por todos los docentes (contenido transversal).

Además, es imprescindible plantearse qué es lo que se va a trabajar en una asignatura de innovación:

  • Hacer pensar a los estudiantes cuáles son las necesidades reales y motivaciones de sus futuros alumnos.
  • Conocer aulas donde se realizan prácticas innovadoras.
  • Ejemplos de experiencias innovadoras y con resultados positivos.
  • Crear una innovación partiendo de un supuesto.
Imagen extraída de: http://www.ebankingnews.com/noticias/mandatario-peruano-llama-al-sector-empresarial-a-potenciar-la-innovacion-tecnologica-0031100
Imagen extraída de: http://www.ebankingnews.com/noticias/mandatario-peruano-llama-al-sector-empresarial-a-potenciar-la-innovacion-tecnologica-0031100

Este podría ser un buen comienzo. Otra opción sería realizar visitas a congresos donde haya expertos en el tema, puesto que muchas veces a quienes les falta la iniciativa es a los propios estudiantes.

Por último y no menos importante, otro problema que se plantea es el tema de las oposiciones. En estas pruebas no hay lugar para la innovación, importa más la capacidad memorística y, en muchos casos, es preferible no ser innovador por las críticas que se pueden recibir desde el tribunal. El gobierno debería plantear otra forma de acceso a los puestos docentes para el Estado.

¿Consideráis que la innovación educativa debería formar parte de las competencias del profesorado e incluirse en la programación de la formación de forma institucional?

Deja un comentario